spot_img

RECIENTES

Barros Blancos: Innovador espacio inclusivo para niños con Trastorno del Espectro Autista en club Huracán Siré

Por Lic. Mariana Rodríguez – Este nuevo espacio recreativo e inclusivo se presenta como una iniciativa destinada a niños/as con Trastorno del Espectro Autista (TEA), que busca fomentar vínculos y proporcionar experiencias enriquecedoras para los pequeños y sus familias.

El proyecto comenzó a mediados de octubre en las instalaciones del Club Huracán Siré en Barros Blancos. Tres colaboradoras de la institución, una de ellas madre de un niño diagnosticado con autismo, conformaron «Siré Azul».

Aprovechando el perímetro cerrado de la cancha y la cobertura de emergencias, el equipo ha creado un entorno seguro y adaptado para las actividades recreativas que se llevan a cabo los sábados por la tarde.

«La colaboración y respaldo del club deportivo son esenciales para el nacimiento de Siré Azul», señaló Romina de Los Santos, colaboradora del proyecto. Además, han recibido donaciones de padres y particulares. Actualmente, están a la espera de una reunión con el Área de Discapacidad de la Intendencia de Canelones para dar continuidad al proceso de construcción colectiva del proyecto.

Espacios que faltan

Eliana, mamá de Lucas, valora enormemente esta iniciativa como una opción ideal para alejar a su hijo de la constante exposición a la tecnología, quedando en evidencia la falta de oportunidades que viven las familias para socializar y generar vínculos. Según ella, Siré Azul “es algo especial, me gustó la propuesta y es para que disfrute. No conozco otro lugar así para ellos”, planteó.

En este contexto, Romina extendió una invitación a padres, madres y referentes de niños y niñas con TEA a acercarse a Siré Azul, destacando la importancia de contar con más voluntarios para llevar adelante esta significativa tarea. Los interesados pueden contactarse a través de los números telefónicos: 094 301 249 – 098 165 914

“Un camino que se recorre solo”

Por otra parte, Stephanie, madre de Celeste y Lorenzo, cuyos diagnósticos son Síndrome de Asperger y TEA, respectivamente, compartió cómo enfrentan la percepción de la sociedad sobre este tema. «Para mí, falta empatía; falta inculcar en las escuelas, a las maestras, en los niños también, porque hay discriminación. Debemos entender que todos somos diferentes y cada uno tiene su tiempo».

También señaló que la atención a nivel de salud es limitada, independientemente de la condición pública o privada. «Ellos tienen sociedad pero las fechas son cada tres meses, a veces no hay doctores… aún falta», comentó Stephanie. «Como padres, es un camino que se recorre solo. Todos los días es levantarse y decir ‘le echo ganas’ para poder sacarlos adelante, eso es fundamental», consideró.

Latest Posts

spot_imgspot_img
spot_imgspot_img
spot_imgspot_img
spot_imgspot_img
spot_imgspot_img
spot_imgspot_img
spot_imgspot_img
spot_imgspot_img
spot_imgspot_img
spot_imgspot_img
spot_imgspot_img
Contáctanos ahora